Bajo el influjo de Eros

No es difícil imaginar que ha pasado conmigo por cuánto  he sido capaz de escribir esto: Un buen día de combate Comenzó como un juego perverso: Tú y yo en un encuentro fortuito sin miedos ni compromisos. Nos dejamos llevar. Tu piel sobre mi piel, mi boca en tu boca, recorriendonos enteros, explorandonos, invadiendonos. Mis manos rasgaron […]

La invención de Hugo Salinas parte 1

Admito que envío indiscriminadamente solicitudes de amistad, particularmente a tíos buenos. Admito también que recibo mucha solicitudes de amistad de tíos comunes. Admito que los acepto a todos (seré zorra) aunque nunca tenga mayor comunicación con ninguno de ellos. Pues bien, una de mis nuevas adquisiciones es la amistad de Hugo Salinas. Hugo Salinas vive […]