El corazón de la oscuridad

Un día me dije que sentir era cosa de débiles y dejé de hacerlo. Quería ser fuerte, inmune a la maldad de las personas crueles. Y fue tal mi convicción (y mi necesidad) que en muy poco tiempo aprendí a devorar cualquier sentimiento o emoción: sea bueno o sea malo, lo atrapo con mis fauces apenas sale de mi cabeza, lo destrozo con mis molares hasta dejarlo maltrecho e irreconocible y luego me lo trago con la convicción de nunca volverlo a ver.

En consecuencia, 16 años después soy una persona fuerte no hay duda, pero también soy frío, despreciativo (y despreciable), empático con los animales pero indolente con los seres humanos. Olvidé como llorar, en retribución aprendí a herir con las palabras y con los puños. Mi mundo gira alrededor de cuatro emociones que jamás logré desterrar del todo, pero es lo único que puedo sentir: Odio, melancolía, miedo e ira. ¡El camino al lado oscuro más un plus! Demonios internos que se agitan como extraños íntimos que me torturan y de los que no puedo librarme porque se reinventan en un ciclo sin fin.

Pero lo más grave sea quizá, que no puedo amar.

¿Amar? Puedo querer a mis padres, apreciar a mis amigos, sentir simpatía por una mascota y reaccionar ante alguna injusticia cometida contra ellos. Pero enamorarme de alguien, eso es historia aparte. Creo que tiene mucho que ver mis propios prejuicios ¿Quién podría amar a alguien como yo? ¿Qué tengo para ofrecerle a alguien? Pero luego está el asunto de mi corazón con su mecánica dañada que parece regirse intencionalmente bajo la premisa de ¡no te enamores nunca!

¿Qué si puedo sentir algo por alguien? Sí: lujuria. Especialmente si eres atractivo o posees cierto donaire sensual, surgirás como un picor en la punta de mi glande que se extenderá hasta el corazón y de ahí a la cabeza. Te desearé, te desnudaré mil veces, te sodomizaré otras tantas, explotaremos de placer agonizante, soñaré que estaremos juntos en una vida de cuentos de hadas donde sólo son posibles los finales felices. Si podemos follar follaremos, si no, igual pensaré mucho en ti (si sabes a lo que me refiero). Flirteare contigo, avivaré la llama de lo prohibido. Si te enamoras de mí, te daré alas. Me daré alas para flotar en tu encanto. Te diré cosas que no siento, es más, me engañaré yo mismo. Todo gracias al entusiasmo, a la emoción de lo novedoso. Pero cuidado, cuando la llama se apague ante la ventisca de la realidad, te mandaré al demonio. Te aborreceré. Maldeciré el que nos hayamos conocido. Despareceré de tí. Y me comeré los recuerdos así hayan sido lo más hermoso del mundo.

Mis infatuaciones son como el sexo: después del orgasmo odio todo lo relacionado y no quiero saber más. De vez en cuando te dedicaré un pensamiento, especialmente si te dedicaste a alimentar mi ego, aunque nunca jamás será lo mismo. Contigo todo ha terminado. Más la soledad impasible comenzará a causar estragos y todo comenzará de nuevo con otra persona, con otra victíma.

Pero eso no significa que sea un maldito. Cada vez que ocurre algo así se rompe algo dentro de mí, porque en el fondo quiero algo real, más no puedo sentirlo. Y es mi culpa lo sé. ¿Pero como deshacer el daño? A menos que pueda volver el tiempo atrás… a menos que un experto me ayude a arreglar el corazón… Aunque debo admitir que también me mata el miedo, el terror de ser herido y lastimado. Mientras tanto estoy condenado a fingir amor, a ilusionarme, a desencantarme y peregrinar como un corazón oscuro que intenta compensar su infelicidad con sexo,  pero que al final se hunde día con día un fango apestoso y miserable, que se devora a si mismo para no sentir.

¿Alguien podría venir para llevarme a un lugar seguro? ¡Alguien salveme!

Anuncios

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s