Invectiva contra el adventismo y el cristianismo en general

Ciertamente escribo estos párrafos desde la ira, el rencor y la decepción, por lo cual pudiera parecer el discurso de un caído, una diatriba carente de objetividad motivada por una derrota no aceptada. Sin embargo puedo decir que este estado en que me encuentro es tal vez el ideal para tratar este tipo de asuntos, puesto que mi razón no se haya obnubilada ni por la fe ni por el prejuicio. De esta manera, todo lo que diré obedece a la verdad producida por la cruda experiencia de haberme topado un día con el cristianismo y sus viles seguidores.

1. Se puede llegar al cristianismo de dos maneras: por la canalla tradición familiar que te inyecta la religión en contra de la voluntad o la conciencia utilizando a veces para ello los chantajes o la más descarada imposición; o después de andar por los enrevesados caminos de la vida, que te laceran al punto de doblegar tus fuerzas y tu razonamiento, de tal suerte que te terminas por no saber lo que haces y desesperado buscas aferrarte a la más mínima fuente de esperanza, por más vana que sea. Yo conocí el cristianismo por medio de los dos caminos, que tarde o temprano terminan por unirse. ¡Maldigo la hora en que cometí tantos errores funestos que terminaron por conducirme a la religión! Si hubiera sido yo más prudente y astuto, nada de esto hubiera pasado y puedo decir, sin temor a equivocarme, que mi vida sería más tranquila y feliz. ¡Ay de los que acuden al cristianismo en busca de refugio! ¡Ay de aquellos cuya conciencia está adormecida por la costumbre! ¡Terminan todos en una boca de lobo donde la salvación es lo último que se halla!

2.  Y no digo que el cristianismo como religión sea malo. No. De hecho está muy visto que resulta útil como una filosofía de vida pues permite una agradable y sana convivencia entre unos y otros. Pero tristemente, tras muchos siglos, el hombre terminó por corromperlo y algo tan divino terminó por trastocarse en algo malignamente humano. Así, el estado lo convirtió en un método de sometimiento y control de las masas. Pero no voy a enfocarme en esto ahora. La corrupción permeó de lo global a la local. Y así, la ecuación de las virtudes expresadas por el apóstol Pablo fue deshecha hasta quedar irreconocible. Decía el apóstol que había tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor, pero que entre todas ellas la más excelente era el amor. Ahora esto no es más que una bonita utopía. Las iglesias poseen dueños terrenales, que desafiando el principio de Omnipotencia de su Dios, desean controlarlo todo, trazando sus propios caminos, torciendo a su conveniencia los ya existentes, siguiendo su criterio bajo la falsa premisa que sus acciones y decisiones son dirigidas por el Espíritu Santo. Aún cuando tratan de emular una especie de modelo democrático con Cristo a la cabeza, en esencia la forma de dirigir cada iglesia se basa en el autoritarismo. Así, sólo un reducido grupo se encarga de tomar las riendas y fustigar con el fuete. Cualquiera que se atreva a opinar algo distinto o contrario es susceptible de ser acallado por los métodos más ruines, siendo la difamación el preferido. Y todo esto con el objeto de conservar el poder. ¿Pero cuál poder si ellos mismos predican que la Iglesia pertenece a Cristo? Mucho me temo que las personas son tan simples y patéticas que cualquier tipo de poder les parece suficiente para sentirse plenas y felices. Aunque también me temo que el asunto de los diezmos y ofrendas ha de ayudar bastante. Ahora pues permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor, pero la más excelente de todas, es el poder.

3. La clase dominante no se detendrá ante nada para conservar el poder. Han mentido, embaucado, corrompido y quizá hasta asesinado con tal de hundir a sus enemigos. ¡Escandaloso sin duda! Escandaloso e impune. Y es que los cristianos (y ahora me referiré a los adventistas en particular) tienen una habilidad pasmosa para fingir virtudes que no poseen. Así, hasta las maniobras más viles y descaradas son tomadas como un profundo celo por la iglesia. El problema es que fingen tanto que ellos terminan por creer su propia mentira. Se engañan a si mismos. Engañan a los pastores. Engañan incluso a otras denominaciones. Pero no engañan a Dios, por mucho que lo intenten. Y esta es la parte preocupante. Si Dios conoce los corazones ¿porqué permite que estos hijos del Diablo sigan haciendo y deshaciendo a sus anchas? ¿No sería mejor quitarlos de en medio antes que sigan arruinando La Obra? Porque las iglesias se están vaciando. Y antes que las pruebas del mundo, están las rencillas entre hermanos, donde el más fuerte expulsa al más débil si este no se somete. En la iglesia, antes que la verdad está la voluntad, el orgullo, la soberbia. Son estas actitudes las que han permitido que Satanás coloque su trono en medio del adventismo. Esto y la indiferencia con que el Señor mira como nos devoramos entre nosotros. Además, los cristianos están tan ocupados devorando, juzgando y condenándose entre ellos que se han olvidado de predicar su dichoso evangelio, una hermosa teoría imposible de llevar a la práctica, porque sus portadores terminan siendo el perfecto ejemplo de lo que no se debe ser. Quizá haga falta ser un Dios encarnado para poder practicarla con excelencia, pasar la prueba y alcanzar la victoria.

4. La iglesia adventista es una iglesia reprimida. El feligrés ideal es aquel que mira, oye, asiente con la cabeza y calla. Está para obedecer las reglas por más absurdas que sean, para tolerar injurias, para poner la otra mejilla, para perdonar al prójimo y soportar las injusticias. No tiene derecho a quejarse, so pena de quedar como hereje. No tiene derecho a replicar ni a pensar por si mismo. No tiene derecho a opinar, a menos que sea para apoyar las imposiciones. Si no respetas estos requerimientos, te conviertes en paria. Y no importa que tan mal estén las cosas y cuanto quieras cambiarlas, tus manos están atadas en el nombre del Señor, porque después de todo, la clase dominante está haciendo Su Voluntad. ¿Es este el plan diseñado por Dios? ¿Es este el verdadero carácter que se espera de un cristiano? Porque si uno debe convertirse en guiñapo, mejor me quedo en el camino de la perdición. ¿Dónde queda la dignidad? ¿Acaso es cierto que hay que ser sometidos para probar que Cristo mora en nuestros corazones? ¿No es todo tan contradictorio? Muchos esperan la persecución del gobierno, cuando la persecución misma se encuentra dentro de la iglesia. Antes que la exhortación, está la condena. Para el transgresor no hay perdón más que la vergüenza pública. Por eso muchos prefieren enmudecer ante el lo indigno y consientan las acciones viles de los líderes. Y si a esto agregamos que los adventistas son especialistas en inyectar prejuicios de género y estatus social, las cosas van para peor.Porque sólo muy pocos son capaces de ascender a una posición relativamente privilegiada, y esta oportunidad siempre va en función de cuánto puedan explotarte, cuánto te dejes abusar. Entonces vales algo.

5. Curiosamente, aunque prediquen la salvación por fe, creen muchos en las obras. Buenas obras que se hacen conforme a una agenda, nunca de manera fortuita y siempre en busca de mejorar la imagen de la iglesia para atraer pobres incautos hacia ella. Poco importa el bienestr, primero están los objetivos, el reconocimiento, la vanagloria. El buen cristiano es aquel que diezma, da ofrendas frugales y cumple con las demás contribuciones accesorias como las primicias, los agradecimientos etc. Es buen cristiano también quien no viste de mezclilla, quien se pone una corbata y soporte los calores con camisas mangas largas. Da un buen testimonio quien sonríe hipocritamente, aquel que informa de todo cuanto hacen y dicen los demás. Basta con hacer unas cuantas acciones buenas al días para compensar todas las cosas malas. Basta con responder amén a todo (incluso a los buenos días), comprar voluntades con favores o complicidades con chantajes. La gente también se conforma con palabras dulces al paladar pero amargas al estomago. Es muy fácil convencer a la feligresía de tener virtudes que no se poseen, todo es cuestión de ornamentar muy bien tus frases y asegurarte que las personas indicadas hablen bien de ti. Así seas un maldito, si manejas excelentemente tu imagen pública, tienes la inmunidad asegurada. Y más asegurada la tienes si tu cuñado pertenece a los puestos más altos de la organización.

6. Los cristianos son lo peor que pudieron pasarle a Dios. ¡Dan tan tristes testimonios! Dudo que pueda hallarse salvación en un medio tan corrompido y oscuro, un terreno hostil donde día a día se halla a salto de mata. Pero muy pocos se dan cuenta de esto pues permanecen aletargados en su cómoda miseria. Y no es que el espíritu santo more en ellos, ¡no! Son todos victimas del sectarismo adventista, que por más que quiera quitarse el mote y vestirse de religión, mientras no deje sus prácticas dictatoriales, irracionales y nocivas, será simplemente una cuna infernal donde se forjen hijos de oscuridad que terminarán por arder en el lago de fuego junto con aquel mundo al que tan enérgicamente condenan.

En conclusión, el cristianismo, más específicamente el adventismo es una falacia de cuidado, de la que decido retirarme horrorizado en búsqueda de mi propio bienestar, mientras pienso con tristeza en los miles que aún permanecen prisioneros de sus garras atestadas de mentiras. Quise luchar por ellos y con ellos. Pero me dejaron solo, por eso fui vencido. Más no les guardo rencor. ¡Despierten imbéciles que aún hay esperanza!

*Nota: este post puede sonar redundante respecto a Adventistas del séptimo día… ¿Hijos de la oscuridad?, pero mientras que ese es apenas una tímida insinuación “vista desde fuera del conflicto”, la presente invectiva es el resultado de haber vivido y comprobado la ferocidad de la corrupción desde su mismas entrañas. 

Anuncios

2 pensamientos en “Invectiva contra el adventismo y el cristianismo en general

  1. DIJO JESUS EL CRISTO YO SOY EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA NADIEN LLEGA A DIOS SI NO ES POR MEDIO DE EL. amigo no erres el camino jesus es el camino buscalo a el y no a la religion JESUS ES CAMINO VERDAD Y VIDA

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s