Posesión satánica, al estilo judío

Llego a la conclusión que en el género del terror, son mejores los trailers que la película en sí. También reconozco que a pesar de ello sigo siendo un ingenuo así que igual termino yendo a las salas de cines a decepcionarme del producto final. La Posesión Satánica no es la excepción.

La posesión satánica

Es cierto que cuando miras el avance debes sospechar que no puedes esperar nada más espectacular que lo que te ofrecen en esos dos minutos y medio. Para empezar, dice estar basada en hechos reales, etiqueta prescindible que en la actualidad lo único que logra es restarle méritos a una producción. Luego, aunque las imágenes son en verdad impresionantes, sensacionalistas e inquietantes uno no puede sacudirse el gusto a formula repetida, esa que nos han dado con cucharilla tantas veces antes. Pero creo que ya me he definido demasiado en el trailer vayamos con la obra en cuestión.

Tiene un comienzo clásico: se nos presenta innecesariamente al enemigo invisible (simbolizado por una extraña caja), y lo que es capaz de hacer, en un intento fallido por trazar incógnitas que nos enganchen hasta el final, aunque para ser honestos esta introducción no aporta nada interesante ni relevante, un mcguffin inútil cuyo único objetivo, me parece es el de alargar la película. De ahí el film deviene en una antología de clichés. Los protagonistas son la clásica familia sufrida que ha pasado por una tormenta perfecta y que apenas están recogiendo sus restos en la playa de la vida. En este caso es un divorcio. Así tenemos al padre desastre, los hijos perturbados, la esposa rencorosa y el tercero en discordia. Obvio no puede faltar la cansina media hora de rigor donde nos explican todo esto. Bostezo. Uno que otra gracia. Bostezo. Finalmente, la caja reaparece en una venta de garaje y la película bien podría haber empezado aquí. Em, la hija menor del matrimonio en cuestión queda prendada del ornamentado y enigmático objeto que parece no poder ser abierto por ningún lado, hasta que se queda a solas con la chica revelando en su interior una serie de objetos personales sin ninguna aparente conexión. Obvio que al abrirse la caja se desata “el terror”.

La manifestaciones malignas resultan en los correspondientes susurros, luces parpadeantes, cambios de personalidad, muertes misteriosas y como no, los bichejos malditos al estilo del Exorcista II y Caso 39. Sólo el padre desastre parece darse cuenta de lo que ocurre y como en esos casos, nadie le cree y le toma por un chiflado maltratador de menores. Así, aparece el oportuno erudito que le revela la verdad respecto a los eventos: la caja es en realidad una prisión creada para contener algún espíritu maligno (en este caso un demonio judío), que al ser liberado se ha posesionado de la niñita y no la dejará hasta consumirle la última gota de vida. La solución final es un exorcismo que devuelva la entidad a la caja. Y cuando todos se niegan, sólo un aprendiz está dispuesto a realizar tan peligroso ritual, que termina siendo un juego de escondidas con alguno que otro momento de suspenso.

El final es también bastante predecible, sobre todo porque lo ponen en el avance, y deja la trama abierta a una innecesaria secuela que seguramente se realizará.

Al final, no digo que la película sea enteramente mala. De hecho en su favor puedo decir que en contraposición a sus congéneres las partes intensas no se concentran en la última media hora, y el desarrollarse a partir del folclore judío le agrega un plus. Así, es lo suficientemente entretenida para no dormirse, pero tampoco es la panacea de las películas de terror. Por cierto, hasta los créditos finales viví engañado creyendo que el protagonista era Javier Bardem.

Anuncios

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s