2Shy

Ayer vi el episodio número 6 de la tercera temporada de The X Files titulado 2shy, que vendría a leerse como “demasiado tímido”. La verdad es que para no ser un episodio mitológico fue sumamente interesante pues en lo personal me impactó de forma emocional.

La trama versaba sobre un humano mutante que compensaba su deficiencia adiposa ingiriendo la grasa de las personas obesas, a quienes desintegraba emitiéndo una enzima ácida. Su modus operandi era el siguiente: utilizando el nickname 2Shy, el mutante ingresaba en salas de chat para personas con problemas emocionales y de superación personal, específicamente el apartado de las personas obesas, donde contactaba a mujeres inseguras en busca de una relación romántica. De ahí, las llevaba a comer y justo después en un lugar apartado y oscuro las asesinaba.

La única víctima sobreviviente y quien terminaría siendo la heroína del episodio era una mujer con cara de mártir, tímida e insegura no fea pero con un aspecto bastante patético producido por sus dudas. Daba pena mirarla y hasta llegué a sentir simpatía por ella, pues comprendí su necesidad por agradar a otros en esos momentos de la vida en que la soledad se siente más pesada. Me identifiqué también en su desastrosa estrategia para lograrlo: en vez de mostrar el lado más bello que poseía, enseñaba el más dramático y perturbador. Yo también he sentido esa necesidad de amar y ser amado. Esa necesidad de espantar la soledad con la compañía de alguien especial.

El rostro de El Otro

Finalmente, creo que ese fue el motivo real tras el proyecto A.L.D.O; encontrar mi persona idónea. Sin embargo 2Shy me recordó una cosa y me enseñó otras tres:

Que el proyecto A.L.D.O. es ilegal lo mire por donde lo mire, y aunque el acoso no pasa de ser una suplantación de identidad, tarde o temprano podría vincularse a un asunto mucho más grave.

Que jugar con los sentimientos de las personas es algo muy cruel y debería estar penado. Mientras que lo mío es una idiotez no pensada, hay gays honestos en busca del amor allá afuera. Muchos de los que me han contactado buscan sexo y ligue, pero una minoría busca un príncipe azul que los haga sentir especiales. Hay también quienes buscan un amigo fiel en quien apoyarse en las vicisitudes de la vida.

Que soy como el mutante, alimentándome de la necesidad de las otras personas para paliar mi propia amargura y soledad. Tal vez no las mate, pero asfixio sus buenas intenciones.

Que soy un patético mezquino imbécil que terminó por enredarse en sus propias mentiras y que jamás logrará nada detrás de su Alter Ego pues jamás podría haber un encuentro real entre Emil y sus fanáticos. He vivido una mentira, sigo tan solo como antes.

Por eso he decidido terminar el proyecto A.L.DO. Eliminaré todas mis cuentas y me disculparé con todos mis contactos. Después de todo, ya he obtenido las respuestas que buscaba y otras tantas que no me interesaban.  Es tiempo de plantearme nuevas dudas, de iniciar una nueva búsqueda, pero sin daños colaterales a personas inocentes…

Anuncios

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s