Navidad es…

“Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz, porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a las gentes y gloría de tu pueblo Israel”

Lejana queda ya, la adoración profética de Simeón quien no pudo contener su gozo al tener en sus brazos al niño Jesús, la mayor Dádiva dada a un ser viviente nunca jamás. Hoy, el nacimiento del Salvador, tristemente ha quedado relegado a una errónea fecha en el calendario gregoriano llamada Navidad.

Navidad es el día que todo mundo recuerda a Jesús y se enorgullecen de hacerlo, a pesar de que el resto del año lo ignora por completo, y lo ofenden y lo desprecian. Donde la adoración significa villancicos y posadas donde la Luz del Mundo es lo menos importante, pues es sustituída por Santa Claus.

Navidad es el día en que los contritos corazones hipócritas de los cristianos acuden a un culto de adoración ritual que en realidad carece de significado verdadero para ellos. Tras entonar alabanzas devaluadas por su incapacidad de conmover realmente los corazones, regresan todos a sus casas con las almas igualmente cargadas de egoísmo, de frialdad e indiferencia, de infinita maldad.

Navidad es la noche en que muchos nos hartamos de comida, revolcándose en el pecado de la gula, totalmente ajenos a la desgracia que los rodea: personas que carecen de un hogar, de una familia, de alimento para saciar su necesidad. Navidad es también la fecha en que si acaso comparte sólo gracias a un impulso de preservación para acallar las consciencias, no por el simple hecho de vivir el Amor.

Navidad es la fecha en que Jesús se ve relegado a una excusa para hartarse de bebidas alcohólicas, para conducir por las calles sin completo control de los cinco sentidos, lo cual conllevan a accidentes catastróficos que simbolizan muerte.

Navidad es la fecha en que el capitalismo se beneficia de la vanidad y la estupidez de la gente que sólo se preocupa por comprar la ropa más cara siguiendo las tendencias de una moda absurda que será sustituida antes que se acaben de pagar las deudas de la anterior. Navidad es la época en que todo mundo espera un regalo, pero casi nadie está dispuesto a darlo de buena manera. Navidad es la época cuando lo más importante es el lujo y la ostentación.

Navidad es la fecha en que los solitarios y olvidados esperan recibir una mano amiga que los saque del abismo, pero en vez de esto reciben el empujón perverso que los arroja a los brazos de la muerte.

Navidad es la época en que se escriben textos como este, cargado de hipocresía, pues su autor apela al sentido común de la gente, no obstante que él mismo acaricia las conductas que juzga y crítica.

Navidad es la época cuando reconoces que los ángeles ya no entonan cánticos en la tierra porque ya no existen hombres de buena voluntad que den gloria a Dios en las alturas.

Navidad es la fecha en que, a pesar de los torcidos sentimientos del ser humano, Dios está con nosotros. Ha así ha sido desde el principio y así será hasta el fin del mundo y luego por la eternidad.

Anuncios

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s