Películas de terror: de la repugnancia a la carcajada…

Y pues ya halloween se acerca, y dado que vivo de este lado del continente americano en lugar de salir a pedir dulces y destrozar los patios de mis vecinos, sólo me toca quedarme en casa, lidiar con mi familia y mirar películas de terror. Es curioso saber que a pesar de que soy un miedoso de primera, disfruto enormemente este tipo de películas que inexplicablemente me resultan bastante entretenidas. Podría elaborar un Top Ten o un Top 20, pero no sería justo para ninguna, a pesar de que efectivamente unas son mucho mejores que otras, pero mejor hago un simple listado sin jerarquias, donde pongo mis “pelis” favoritas que puedo ver una y otra vez a lo largo de los años.

Películas Slasher

Sé lo que hicieron el verano pasado

Fue mi primer acercamiento al terror, es decir, con ella perdí mi virginidad (risas). La trama es boba: Un grupo de preparatorianos pasados de copas atropellan a un pescador y aparentemente lo matan. Para no arruinar su exitoso futuro, deciden arrojar el cuerpo al óceano y hacen un pacto para jamás revelar lo acontecido. Un año después, unos menos fracasados que otros vuelven a reencontrarse después de que la inmortal protagonista recibiera una nota en la que alguien le advierte que su secreto es conocido… Resulta que el pescador no estaba ni muerto ni cuerdo, y garfio en mano irá despanzurrandolos uno por uno…  Las continuaciones en esta saga eran tan previsibles como inevitables pues antes de los créditos, cuando todo había pasado aparentemente, el pescador aparecía subitamente en un ataque final…

Scream

La revitalizadora del género en los años 90’s la miré mucho tiempo después, cuando dejó de ser noticia y había dos olvidables secuelas exhibidas. Un acosador telefónico asesina muchachas y muchachos indefensos, victímas involuntarias de una cruzada de venganza contra Sidney Campbell, tan inmortal como estúpida. ¿Qué no era más fácil matarla directamente a ella? En fin, no le encontré el terror por ningún lado y sólo hasta ahora caigo en que era en realidad una parodia del género.

Leyenda Urbana

 Aunque su argumento era más o menos original, acabó siendo más de los mismo, pues sólo cambiaron a los preparatorianos por universitarios. El asesino esta vez se lucía con elaboradas coreografías de muerte, pero al final las motivaciones (la única excusa para soportar una peli de este tipo) eran tan sosa como absurdad ¡sorpresa! otra añeja venganza que esperó no sé qué oportunidad para ser cobrada…

Halloween

El referente por excelencia para estas fechas, y dejénme decirles, lo mejorcito que he visto en cuanto al género se refiere: una atmosfera oscura y tetrica. Un asesino inmortal que vuelve una y otra vez. No existen motivaciones, al menos no al principio, sólo la maldad infinita de una mente perturbada que no conoce límites, sólo el ansia de destruir. Es cierto que conforme las denigrantes secuelas fueron aumentando, se tuvo que construir toda una historia alrededor de Michael Myers, pero incluso entonces, todo se fue poniéndo más confuso. Esta asesino era muy habilidoso, pues te podía destazar hasta con una cuchara y a mi entender, él era el único que podía deternser a si mismo de forma definitiva. En 2007 se hizo un remake que contrasta con el terror psicológico de la versión de 1978 pues es más visceral, sanguinaria. Si la primera me resultó entretenida, la segunda me pareció perturbadora, pues veía la silueta del asesino en cada sombra de mi habitación en penumbra.

Viernes 13 y Pesadilla en la calle Elm

Nunca he podido ver las sagas completas, pero la idea de enemigos sobrenaturales que han vencido  a la propia muerte resulta atrayente. Si bien la premisa de los adolescentes asesinados se ha visto hasta el cansancio, al menos Freddy y sus métodos eran lo suficientemente aterradores como para obviar este detalle. Jason con su machete no me impresionaron mucho, pero sus inoportunas apariciones en la escena final de cada película al menos me causaban alguno que otro sobresalto.

It

No he terminado de ver esta película (sí, lo sé, soy un perdedor reprimido por el cristianismo) pero se ve bastante bien. No para asustarse, al menos a esta edad, pero se deja ver. Muchos coinciden que haberla visto en los primeros años de la tierna infancia fue una experiencia que los marcó durante mucho tiempo…

Child’s play

El absurdo éxito inexplicable del muñeco que, mediante magia vudú cobraba vida gracias al espíritu de un asesino despiadado que luego intentará durante años recuperar su forma humana. Todo mundo sucumbía ante el muñequito sin que a nadie se le ocurriera darle una patada. Finalmente, la película de suspenso degeneró en continuaciones que terminarón por convertir la historia original en un carnaval con poca credibilidad.

Películas gore

La evolución del terror hacia algo más gráfico e impactante que una simple cuchillada, donde lo que valen es la sangre derramada, el dolor extremo de una larga agonía que hace desear la muerte, el placer de mutilar, de ver sufrir. La mezcla de erotismo y terror que dan rienda suelta a nuestras más perversas fantasías: os anhelos ocultos del asesino que todos llevamos dentro.

Hostel

Fue la primera “cosa fuerte” a la que me enfrenté. Debo admitir que la primera vez que la vi, me perturbó. Tuve naúseas y dolor de cabeza. Casi sentí el sufrimiento y la desesperación de las victímas. Fue muy fuerte. Posteriormente y tras obligarme a verla unas dos veces más, ese estado alterado se cauterizó al punto que a estas alturas soy capaz de ver las acciones más viles y sangrientas sin inmutarme.

Del amanecer de los muertos a Resident evil

No se puede hablar de cine gore sin hablar de zombies y al revés, pues en este tipo de películas ha encontrado el escaparate perfecto para su exhibición.  Muertos que salen de sus tumbas, seres sin raciocinio con el único objetivo de alimentarse de carne humana, la que desgarran y mastican mientras la sangre brota a borbotones de los cuerpos agonizantes que tarde o temprano se convertirán en muertos vivientes.

Tengo entendido que el trabajo de George A. Romero dio pie a la popularidad de esta franquicia que se ha ido extendiéndo hacia límites insospechados, dando lugar a engendros más o menos aceptables, así como aberraciones sin nombre, aunque igualmente inumerables, todas con las premisas de un fin del mundo, donde no habrá un mañana y donde tarde o temprano terminarás por extinguirte. Así pues, tengo en mi catalogo la saga de Resident Evil (que se enfoca más hacia asuntos de espionaje y conspiraciones secretas), la comedia de Robert Rodriguez Planeta Terror, y el más reciente éxito del género: The Walking Dead que en formato serial te atrapa semana a semana.

No  olvido mencionar, de paso, otras películas de culto como Brain Dead que abusa de la sangre falsa y los sesos gelatinosos al punto de volverse asquerosamente divertida tanto como Bad Taste. Obras experimentales del ahora famoso Peetr Jackson. Aclaro que esta última no he podido verla.

La cosa

La Cosa de John Carpenter, por feo que se escuche, no trata de zombies sino de extraterrestres. Con escenarios desoladores y asfixiantes narra la historia de un grupo de cientifícos en la antartida acosados por una entidad camaleónica que adopta la forma de sus victímas. Destacan sus escenas viscerales y explicítas, así como su final abierto a interpretaciones aunque poco esperanzador.

Pandorum

Ésta la vi hace poco. Pandorum hace referencia a una especie de psicosis propia del espacio que ataca las tripulaciones llevándolas a la destrucción. Este fenómeno es el punto de partida para los sobrevivientes de una héctaombe que despiertan en una nave desconocida de ambiente claustrofóbica en cuyas entrañas se ocultan unas criaturas asesinas y despiadadas que se alimentan de seres humanos. Deben descubrir la verdad oculta tras la amnesia para poder escapar con vida. El punto es ¿Cuánto de lo que están viviendo es realidad y cuánto es efecto de la imaginación? Un poco de suspenso y buenas actuaciones, pero nada más. Y lo extraño es que dan ganas de repetir la dósis.

Freaks

Considerada precursor del género, cuenta la historia de un circo ambulante conformado por humanos deformes y asquerosos. En este contexto se desata una historia de traición y venganza que no termina nada bien. Es chocante el aspecto de los protagonistas, sobre todo porque no hubo caracterizaciones ni maquillaje: sólo la cruda y brutal verdad de la naturaleza.

Bien, si pudiera este sería mi playlist visual para la próxima noche de Halloween, aunque probablemente acabaría loco y psicopata, destazando personas por aquí y por allá. Sé que puedo no parecer muy exigente y puede que mis elecciones se consideren un juego de niños, pero a pesar de lo tonto que pueda sonar, hasta la más absurda trama a moldeado parte de mi carácter y es que, como dice mi madre, cuando te sientas a ver una película de este tipo, a tu lado se sienta El Diablo…

Anuncios

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s