Lo que es la inundación

El viernes comenzó a llover en la ciudad de Villahermosa y no paró hasta ayer por la noche. Fueron lluvias torrenciales, terriblemente engañosas que  a veces permitían un asomo de sol para luego volver a imponerse sobre la ciudad, inundándola toda. La calle donde vivo se fue llenándo poco a poco y mi casa, que siempre sobrevivía por escasos milímetros a la hecatombe, terminó por sumergirse bajo las infectas y turbias aguas de lluvia revueltas con residuos del drenaje salvaje. Primero fueron dos centímetros, luego tres y así hasta alcanzar doce. Nos fue entrando despacito, de manera imperceptible, y siempre con el insoportable sonido de la tronadera, que daba la sensación que no pararía nunca, como la lluvia de Cien años de soledad. Sólo quienes viven en la boca calle se salvaron por muy poco de inundarse. Los demás, en mayor o menor medida, sufrimos las consecuencias de que el gobierno sólo sepa construir drenajes incompetentes.

Afortunadamente, en mi casa hay una segunda planta, así junto con los perros y gatos, ajenos y propios, nos hacinamos todos en un cuartito, caluroso en verano, fresco en invierno, pero siempre demasiado encerrado para impedir el desahogo de las flatulencias compartidas. Hube de compartir cama con mi madre, pues el viejo se apoderó de la hamaca. Y la lluvía seguía.

Cuando la lluvia no para sólo puedes pensar en que morirás ahogado. Sobre todo cuando estás apenas en la mitad de octubre, el mes más lluvioso, con los ríos crecidos amenazando con hacer de las suyas y exterminar toda la vida en la colonia. Ya pasó una vez, en las Gaviotas, en el 2007 y todo parece apuntar a que ocurrirá de nuevo, pues medio estado está bajo el agua.

Hoy, la lluvia ha hecho una tregua después de que nos arrojó todo un diluvio encima. Mmm, no sé porque utilicé la palabra diluvio. Me recuerda tanto a Dios… y es que en medio de la zozobra llegué a pensar en que no nos tenía ninguna consideración. Que no le importaba lo que nos pasará. Que a pesar del hecho de que con sólo un susurro podía detener la tragedia, simplemente no lo hacía. Y la lluvia seguía. Lo que hacía más patético el asunto es que, en un terreno baldío cercano a mi casa, había un perro aprisionado que aullaba aterrado ante él bullicio de tanta agua.  Y es que sé lo desesperante que es el hecho de ver como lo seco va convirtiéndose poco a poco en inundación. Finalmente el perro fue liberado. O se ahogó. El chiste es que ya no hace ruidos todo el tiempo y ya no nos llena de remordimientos.

La calle llena de agua está siendo vaciada por una bomba gigantesca, que ya ha trabajado toda la noche y que hoy hizo un parón por falta de diesel. Ya no hay agua en la casa, pero para entrar o salir debemos atravesar las banquetas, aún anegadas. Hoy fue toda una experiencia ver regresar el sol, de hecho resultaba extraño sentir el calor de sus rayos iluminándolo todo. Y es que no es para menos. Mañana entra el próximo frente frío, lo cual quiere decir que la pesadilla continua y aunque se pronóstican lluvias de menor intensidad, todo mundo se empeña en predecir el fin del mundo.

Debo admitir que tengo paranoia de la lluvia. Ahora mismo y durante todo el día, ante el menor ruido extraño en el ajetreo cotidiando de la agitada ciudad, me asomo por la ventana de mi oficina para comprobar por mi mismo que el sol siga brillando en su lugar.

Anuncios

Un pensamiento en “Lo que es la inundación

  1. En casos como el que relatas, efectivamente la lluvia deja de ser un ícono de corazones románticos y se torna de tintes grises porque obra como antihéroe de nuestro máximo tesoro: la existencia. Buen relato, sigue capturando instantes.

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s