Enfermo

Oficialmente estoy enfermo. Anoche, tras horas de espera, logré que me recibiera el internista, un médico con fama de ser muy bueno. El tipo me pareció simpático y se  me pareció bastante a Gregory House, pues nada más tomarme el pulso de los tobillos y la muñeca desestimó varios posibles diágnosticos. Además, su platica es agradable, a veces un tanto altisonante. Por cierto, no le gusta Monsiváis. Los análisis de sangre, a su parecer, tampoco arrojaron nada importante, pues los trigliceridos están por las nubes, así como el ácido úrico. No obstante, el doctor dijo que la presión alta no es, por el momento, una enfermedad sino un síntoma de algo peor. Las noticias no son tan desalentadoras como parecen,  y aunque de momento descartó una posible insuficiencia renal, de todas formas me mandó a hacer estudios de nombre impronunciable relacionados con los riñones. Aún así, es posible que éstos no arrojen nada. Aún así, es posible que me desahucien.

En pocas palabras, mi enfermedad es un rompecabezas con muchas posibilidades de solución. Mientras tanto, mis comidas deben ser preparadas casi simples. No puedo hacer ejercicios, así que mis caminatas están suspendidas y es que sin querer, en mi intento de bajar de peso me estaba colocando lentamente a un lado de la fosa. Me han recetado una pastilla contra la hipertensión, que espero sea menos agresiva que la anterior. Mientras tanto, seguiré a la espera.

Anuncios

2 pensamientos en “Enfermo

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s