Yo amo “Agua para Elefantes”

Después de casi un mes inmerso en Paciente Cero, inicié la búsqueda de mi siguiente libro con la firme intención de mantenerme alejado de los zombies, pero al mismo tiempo, anhelando encontrar (aunque sin éxito), la edición en español de Abraham Lincoln Vampire Hunter. Pues bien, desalentado por las escasas opciones que me dejaban los sites especializados en recomendaciones me puse a buscar al azar en la página de la tienda de los búhos, repasando las listas sin entusiasmo hasta que una  portada llamó mi atención: en ella aparecían Robbert Pattinson y Reese Witherspoon románticamente abrazados, teniéndo como telón de fondo una carpa de circo, un enorme elfante y un hombre con mirada asesina y si bien la imagen puede parecer corriente el título no lo era: Agua para elefantes. Di click  en la liga para leer la descripción y me hallé ante un bestseller, una historia romántica que entrelazaba una historia con profundas enseñanzas sobre el amor y la muerte; en pocas palabras, se trataba de un drama romántico de esos que me dan ganas de vomitar y poner pies en polvorosa. Sin embargo, incluía a una elefanta. Por unos momentos deseché el libro y seguí buscando algo menos lacrimógeno, lo cual me llevó hasta una colección de los cuentos completos de Edgar Allan Poe a quien recientemente empiezo a conocer. Sí, aquel era mi tipo de lectura, pero mi instinto desviaba mi mirada una y otra vez hacia la elefanta, haciéndo bullir en mi interior una inquietud que no sentía desde los libros de Harry Potter. Finalmente, dejé a un lado la razón y llevado por la insensatez, compré la novela de Sara Gruen, creyendo que estaba cometiéndo el mismo error garrafal que cuando compré Emma. Me equivoqué.

Para empezar, el ritmo de la historia es bastante agradable. Es ágil, fluido, sin largas descripciones, sin filosofías demasiado profundas y con una buena dósis de humor. La narración la efectúa el protagonista,  partiendo en la historia desde un engañoso vistazo del final y de ahí moviéndose incesantemente entre el pasado, el presente y el futuro;  recurso bastante útil para romper la monotonía y el tedio de las historias líneales, lo que además nos ofrece un Jacob mutable que nos cuenta la historia en diferentes tonos, dependiéndo de si es joven o si es viejo.

¿Qué puedo decir de la trama? Pues la historia es una oda a la supervivencia. Para empezar, nos encontramos en los años treinta, donde todo es tragedia e incertidumbre. Jacob, Rosie y Marlena, tres perfectos desconocidos son empujados lentamente hacia el circo de los hermanos Benzini, en una travesía llena de dolor, abuso, sufrimiento y malas decisiones. Todos llegan en distinto tiempo, pero al final los caminos acaban por encontrarse. Y es que los tres se necesitan mutuamente para intentar sobrevivir en aquel mundo de sombras, donde casi no queda ninguna esperanza a la cual asirse. Cada uno significa para el otro una motiviación para seguir luchando, para no dejarse vencer, para marchar sin tregua hasta poderalcanzar  días mejores. La historia es también una critíca a la naturaleza humana, al hombre insensible que es capaz de mostrar una crueldad desmedida, y que hace hasta lo más vil con tal de satisfacer una ambición desmedida. Sin duda, esta novela es una especie de fábula que nos enseña, al final varias lecciones morales.

A mí me despertó muchisímos sentimientos encontrados pues experimenté la tristeza, la alegría, la ira y la desesperación que se hallan en cada uno de sus párrafos. Sin duda ha sido una experiencia liberadora, pues de alguna forma, esta lectura sin malicia y conmovedora despejó un tanto mi aura oscura, permitiéndome sentir bastante más optimista con respecto a la vida.

El final es sorprendente, porque si bien al principio parece predecible, esto no es más que una falacia. Los heroes no son ni los adúlteros ni la elefanta, sino dos mártires involuntarios que de secundarios terminan jugándo un papel muy importante en el descenlace de la obra, sin que esto desmerezca el resto de la historia, sino al contrario, reafirma una de sus principales lecciones de la obra que concierne a la consecuencia de nuestras acciones y decisiones.

Uno de sus critícos la describe como casi perfecta, y es verdad. A pesar de que Sara Gruen ha escrito una novela que vale oro (por la hermosura de su trama, no por su rentabilidad) tiene un par de fallas. Una de ellas es que, en varias ocasiones, la autora pierde el rumbo y se olvida que el narrador es  un hombre y no una mujer. La historia adquiere pues, matices demasiado femeninos que no corresponden con la personalidad del protagonista. Luego, tenemos el epílogo que resulta demasiado inverosímil, casi infantil y digno de un cuento de hadas, restándole credibilidad al resto de la historia que pasa bastante como una anécdota real.

Puedo valorar esta historia con un 9/10, y es que Sara ha demostrado que se puede escribir una historia romántica y dramática efectiva sin ser demasiado chocante o demasiado melosa. Ha logrado conmoverme y aún no supero ciertos momentos que provocan un nudo en la garganta. Agua para elefantes es de lo mejor que he leído en los últimos años (superando incluso a La Ladrona de Libros) y la recomiéndo bastante para quien no la ha leído.

Sé que muchos preferirán eludir el esfuerzo de leer un libro medianamente extenso e irán a rentar la película. Pero es verdad que las adaptaciones cinematográficas nunca hacen justicia a las obras en las que están basadas y esta vez no es la excepción. La novela allí es reducida a un triángulo amoroso, una cosa sin chiste que además es contado a un ritmo bastante lento y patoso. Si quieren gozar esta obra en plenitud, compren el libro que de hecho no es ni caro ni muy extenso.

Epílogo

Hace unas semanas pude al fin, ver la adaptción cinematográfica, y dejénme decirles que aún estoy horrorizado por la habilidad de Hollywood para destrozar los buenos libros. El producto carece de emotividad, empatía, dinamismo. Uno no encuentra nada de la visión de Sara en él. Si el libro no lo quieres parar de leer, con la película cuentas los segundos para que termine, pues reboza de tedio y aburrimiento. Totalmente prescindible.

Anuncios

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s