El Insano

Mi nombre no es lo importante, especialmente porque no me gusta, es tan solo un ofensivo capricho de mis padres. Pero no quiero escribirles de esto, no. En esta primera publicación voy a presentar una especie de justificación, los motivos por los cuales han de atestiguar todo lo que está por venir en un futuro no muy lejano. Pues bien, empecemos con esto, soy un Hijo de la Oscuridad.

Orígenes

Mis padres son casi buenas personas, pero creo que están juntos por las razones equivocadas pues su relación matrimonial es tán gélida e inhóspita que hasta un pingüino moriría en medio de ella. Se casaron hace poco más de veintitres años en medio de unas circunstancias que nunca me han quedado claras. Sospecho que Mamá, recién salida a la civilización, estaba viendo pasar sus mejores años y hubo de agarrar al primer hombre que se le acercó. Existió una foto de por aquellas épocas y dejenme decir que ella no era fea, pero su caracter hostil se manifiesta en las expresiones de su rostro. Aclaro que ella no es un monstruo, pero digamos que contraviene de muchas formas el estereotipo de la delicadeza femenina. Papá, por otra parte, es un ser risueño que nunca ha tomado pero ni de chiste una responsabilidad en la vida, más bien es un trabajador ocasional y patiño de tiempo completo. Mamá siempre supo lo que quería: un patrimonio. Papá creo que supo lo que quería después de conocer a Mamá: alguien que construyera un patrimonio en el cual el pudiera colarse con todos los derechos. Pues, bien planteadas ya las motivaciones, ambos se casaron. No me gusta pensar en ello por ser incómodo y asqueroso, pero creo que la única relación sexual en veintitrés años, fue cuando el matrimonio se consumó y yo fui concebido. Nací pues, fisícamente muy parecido a Mamá, la tez blanca, el rostro amenzante, la nariz rara, los pies enormes y tendencia a la barriga. De Papá heredé más defectos que virtudes: un pelo de alambre (que he ido domando con el tiempo) un valemadrismo relativo y una potencial tendencia a la diabetes que podría sentenciarme en cualquier momento.

Yo

A pesar de todo, puedo decir que crecí en un hogar feliz. Ambos me quieren y los quiero, a uno más que al otro. Desde el principio, quien llevó las riendas en la casa fue Mamá. Los testículos de Papá los deben haber enterrado en algún lugar de los cimientos. ¿Qué puedo decir? En algún momento entre mi concepción y nacimiento perdí el camino y me convertí en Omnisexual. ¿Qué? Sí, omnisexual. Me van los hombres, algunas veces las mujeres, y si de porcentajes se tratara diría que toca de 60% y 50%.  Este oscuro secreto lo guardé conmigo durante mucho tiempo, hasta que mi propia imprudencia me hizo revelarselo a quien menos debía: Mamá. Fue allí donde el Infierno comenzó pues de mil formas trataron de exorcisarme tal demonio del cuerpo. No lo lograron, en realidad yo no lo permití, en su lugar, me he dedicado a un interesante juego de pretensiones donde fingo que soy un machito en toda la extensión de la palabra y Mamá finge que me cree. Voy a la Iglesia los sábados (si del séptimo día) y pocos me quieren y muchos me odian. Soy adicto a la pornografía, un masturbador compulsivo y me excita el bondage. Estudié una licenciatura y tengo un trabajo bien pagado (digo, no soy multimillonario pero me basta). Me gusta leer desde Jean Austen hasta libros de Zombies, pasando por la colección de Harry Potter y el Señor de los Anillos. ¡No soy Geek! También he leído a Gabo Márquez e hice el esfuerzo de leer a Monsivaís. Soy fanático de las peliculas de terror slasher y si bien el gore me perturbaba ahora hasta me inspira, aunque no tanto como Gone With The Wind. Soy muy callado y me cuesta relacionarme con las personas, pero cuando hablo, si bien pienso en las consecuencias de lo que digo, de todas formas lo digo y termino incomodando a la mayoría (Al estilo Bridgette Jones). No soy el amo del sarcasmo y el humor negro, pero me defiendo, llegando al extremo de ser sumamente ofensivo e hiriente. Me gusta la soledad, aunque a veces me fastidia, si bien odio a todo el mundo y nunca, ¡NUNCA! estoy conforme con nada. Siempre hay un pero, un sin embargo, un discúlpame pero perdóname. ¿Me he enamorado? Interesante pregunta. No me queda claro si puedo sentir, pues hace mucho que intentó llorar por algo y nadá más no puedo. Creo que no me he enamorado, pero si he estado infatuado. NO me gusta que las personas lastimen mi alma, pero a mi me ENCANTA lastimar el alma de las personas. No soy tan cretino como parezco: conozco el compromiso y la lealtad, pero también conozco la traición. Me gusta el pop y algo de Rock pesado, aunque evito cualquier insinuación del Diablo. No soy tonto, hay cosas con las que no se debe jugar. ¿Creo en Dios? Sí, creo, pero cual demonio, no me arrepiento, realmente prefiero guardar mis distancias. Soy un hereje fanático de Lady Gaga.

En conclusión…

Llevo mucha oscuridad dentro de mí y necesito liberarla. Mi vida está plagada de secretos y pretensiones que me permiten escapar a la Inquisición hasta que pueda ser libre de veras. Necesito ¿purificarme? De ninguna manera, es mejor contaminar… Y ese es el propósito de este espacio. Salpicar con mi podredumbre, todo lo que quede por corromper. Sou un Insano incomprendido, espero ustedes entiendan, y si no, francamente queridos, me importa un bledo.

Anuncios

¿Necesitas vomitar algo? Puedes hacerlo a continuación:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s